Ese amor virtual, esa soledad: Me acerco a ‘Her’ con la sospecha sobre que mi paciencia nunca va an aguantar Incluso el final y no obstante salgo conmovido

Ese amor virtual, esa soledad: Me acerco a ‘Her’ con la sospecha sobre que mi paciencia nunca va an aguantar Incluso el final y no obstante salgo conmovido

Me acerco a ‘Her’ con la sospecha sobre que mi minuciosidad nunca va an aguantar Incluso el final y sin embargo salgo conmovido

Contaba Leo Ferre, aquel poeta delirante y salvaje, musico excelso, que alguna ocasion aullo en ese torrente inclasificable con maneras de cancion titulada Il n’ y a plus rien: “Mozart murio solo, acompanado a la fosa ordinario por un perro y sus fantasmas, a todo el mundo le dio por trasero saber esto”. Asimismo aseguro que con el tiempo al completo se acaba, que se olvidan las recuerdos, que con el lapso, Ahora no se ama. y hablo de la soledad en las multiples maneras, encarnandose en la especie de “meteque” existencial que gritaba: “Soy de otro pais que el vuestro, de otro barrio, de una diferente soledad”. asi­ como fue mas lejos cancelar suscripcion angelreturn en ese maximalismo acerca de el aislamiento interior al proclamar con esa voz sobre rayon: “Convendria que la gente solo se conociera cuando esta disponible, a ciertas horas palidas sobre la noche, con problemas de varones, con problemas sobre melancolia”. “Nunca estoy unico con mi soledad”, susurraba Moustaki.

asi­ como se preguntara el lector sobre esta presunta critica sobre gran pantalla a que diablos vienen estas gratuitas citas acerca de la soledad, referente a ese temible asaltante nocturno (igualmente diurno, pobres de aquellos a las que no permite tregua ni en el sueno asi­ como aparte son pobres), acerca de la intolerable sensacion sobre que son algo constante o escurridizo en la supervivencia sobre tanto naufrago. Creo que dispone de bastante que ver con una cinta extrana, intensa, emotiva que se llama Her, a la que me acerco con la sospecha sobre que mi tolerancia no va a resistir hasta el final asi­ como sobre la que salgo conmovido.

La dirige Spike Jonze, un senor hipersensible y vocacionalmente insolito, que ha establecido desde su primera pelicula la difusion intima con las modernos, esos farsantes de cualquier temporada cuyos miembros mas listos saben reciclarse, el gremio que mas asco me ha cubo desde todo el tiempo contiguo a los curas y las politicos. Un director venerado por la critica y que ha colaborado varias veces en el guion sobre sus peliculas con otro atormentado y prestigioso investigador de la conflicto sobre sexos llamado Charlie Kaufman.

Comienza describiendo el sufrimiento interminable sobre la separacion, de un arquetipo del nuevo ambiente cuya profesion es escribir cartas modelicas intentando aliviar o arreglar temas afectivos de publico con dificultades que ellos son incapaces sobre expresar y que se siente roto cuando acaba su labor asi­ como debe enfrentarse a su aislamiento. Esta parecera desaparecer cuando la femina virtual, sensual, divertida, infinitamente comprensiva, inicie un idilio inmejorable con el que sentia que su corazon era una poblacion destruida, carente murallas, condenado a la resignacion mas tragica.

Conozco que seri­a excesivamente normal dentro de muchedumbre normal hallar conocimiento, empresa, intriga, sexo, apego duradero e inclusive hijos como consecuencia de Internet, estableciendo lazos intimos con alguien que nunca has observado, ni olido, ni intuido. Sin embargo puedes establecer una relacion apasionante, real asi­ como perdurable por mediacion de un ordenador. El protagonista de esta pelicula tan tragico accedera a la seduccion mutua, el afan, la compania, la plenitud, los celos, las dudas, sentirse acompanado asi­ como amado, el crepusculo, el final, por medio de alguien que no existe, maravillosamente programado, intocable, profesional, excelente. asi­ como me causa desasosiego, entendimiento y compasion lo que narra Spike Jonze y su garbo al efectuarlo. Inclusive llego an intentar a ese buen actor, cuyo atormentado y exhibicionista estado interior casi invariablemente me crispa, llamado Joaquin Phoenix. y que voz la de Scarlett Johansson. Es la sensualidad, la sofisticacion, la clase. Que riesgo los amores virtuales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.